José María Guillén LLadó    
Psicología - Alta Sensibilidad - Terapias Mente-Cuerpo

ALTA SENSIBILIDAD (PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES)

La alta sensibilidad es sentimiento, emoción, creatividad, ilusión..., pero a veces conlleva incomprensión, dolor y sufrimiento. No es una enfermedad ni un defecto. Es más común de lo que suele creerse, pues aproximadamente un 20% de la población es una persona altamente sensible -PAS-, pero la gran mayoría no lo sabe.

No hay que confundir la alta sensibilidad con una hipersensibilidad en el comportamiento, fruto de aprendizajes disarmónicos, o con hipersensibilidades que sí pueden ser patológicas, como las alérgicas, electromagnéticas, químicas... La PAS tiene, en general, un mayor nivel de percepción y estimulación neurosensorial y cognitiva, por lo que puede tener una mayor activación sensorial o cognitiva ante ciertos estímulos, tanto externos como internos. Son unas características personales algo especiales que hay que comprender y tomar consciencia de sus ventajas e inconvenientes, aprender a modularlas y a vivirlas de forma más positiva y menos intrusiva en el día a día. La alta sensibilidad puede también propiciar una mayor vulnerabilidad ante los distintos trastornos emocionales que aquejan a gran parte de nuestra sociedad, por lo que es muy importante separar ambas cosas y tratarlas adecuadamente.

Web PAS

Test PAS

Entrevista en LA VANGUARDIA